EL DISEÑO SOSTENIBLE Y SUS VENTAJAS.

Gracias al diseño sostenible podemos ahorrar mucho dinero en nuestra factura y además cuidar el medio ambiente. En este artículo te contamos cómo es el diseño sostenible y qué son las tarifas ecológicas.

Las tarifas más sostenibles

Tras la clausura de la COP25 celebrada en Madrid, todo parece indicar que vamos hacia el desastre. La comunidad científica afirma que con el nivel actual de emisiones la temperatura global subirá en torno a los 3,4 grados centígrados, provocando un cambio climático que generará sequias, inundaciones, la desaparición de multitud de especies y otros desastres naturales. Sin embargo, todavía hay opción para la esperanza, ya que si reducimos las emisiones de gases de efecto invernadero, todavía estamos a tiempo de frenar el calentamiento global.

Una de las mayores fuentes de contaminación son los productores de energía que utilizan combustibles fósiles como el carbón para generar electricidad. Por ello los consumidores pueden lograr un cambio optando por el ahorro energético y demandando fuentes de energías renovables.

 

Las comercializadoras han escuchado a los usuarios y han creado las tarifas ecológicas. Son tarifas de luz y gas de Repsol, Holaluz, Podo y otras empresas que garantizan que se remunerará a los productores de fuentes de energías renovables por el equivalente del consumo a través de estas tarifas.

 

En el caso de las tarifas de gas natural se neutralizará el 100% de las emisiones de gas de efecto invernadero (CO2, CH4 y N2O) equivalentes al consumo de las tarifas ecológicas través de la adquisición y compensación de los certificados de reducción de emisiones (CERs). Las tarifas de Repsol, Naturgy, Holaluz y otras muchas comercializadoras ofrecen estas opciones ecológicas para las tarifas de gas y electricidad.

¿Cómo conseguir un diseño sostenible?

Gracias a un diseño más sostenible podemos cuidar el medio ambiente y, además ahorrar dinero con nuestra factura. Seguidamente te contamos cómo puedes conseguir un diseño más sostenible en tu hogar:

 

  • Utiliza materiales reciclables como la madera, siempre y cuando puedas verificar que procede de bosques controlados. No solo es más ecológico, sino que también posee propiedades que te aislarán del frío exterior. Y por supuesto, darán un toque más rústico a tu casa.
  • Aprovecha la luz natural para ahorrar en luz eléctrica todo el tiempo que te sea posible.
  • Coloca cortinas de colores claros o transparentes, para que la iluminación solar pueda adentrarse.
  • Sitúa un espejo grande frente a la ventana. De esta forma duplicarás el efecto de la luz solar.
  • En lugar de tirar los objetos que ya hayas usado, trata de reutilizarlos, dándoles otro uso. Por ejemplo, puedes hacer un jarrón a partir de una bombilla.
  • Las bombillas LED, además de ser más ecológicas al carecer de tungsteno, permiten regular su intensidad para crear diferentes ambientes.

 

¿Quieres saber más sobre ahorro de energía? Consulta el siguiente artículo y no olvides que entre todos podemos luchar contra el cambio climático. Únete a la transición ecológica.